Seminario, Educación Emocional en el trabajo

En el trabajo suceden momentos de tensión continuamente, estrés y hostilidad. Por ello, fomentar la inteligencia emocional en las empresas es una buena forma de mejorar el entorno de los trabajadores.

Este concepto comenzó a popularizarse y a cobrar importancia en 1995 con Daniel Goleman. Para él es “la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones”.

No solo con ello, también se constituye como una meta-habilidad que condiciona la medida en la que podremos utilizar otras habilidades, incluida la inteligencia.

Habilidades que componen la inteligencia emocional.

  • Empatía
  • Motivación
  • Autoconocimiento
  • Autorregulación o autocontrol
  • Habilidades sociales
  • Liderazgo e inteligencia emocional.
TRABAJO
Necesitas Ayuda?